Arbolito, el vindicador

Por Osvaldo Bayer

“En el año 1826, el gobierno de Bernardino Rivadavia, contrató al oficial prusiano Rauch, nada menos que para matar indios, su misión era limpiar la pampa bonaerense de los ranqueles, esos hermosos indios que poblaban estas zonas con absoluta libertad. Bien, este oficial prusiano comenzó la liquidación de estos indios, y se guardan sus partes militares que hablan de su profunda sabiduría. Por ejemplo, dice que los indios ranqueles no tienen salvación porque no tienen sentido de la propiedad, también señalaba que los indios ranqueles eran anarquistas, así tal cual. Bien, él se adelantaba, era un oficial prusiano muy valiente, se adelantaba a sus tropas 200 metros por lo menos blandiendo su espada y se encontró con la horma de su zapato, porque después de haber escrito un parte donde decía “hoy hemos ahorrado balas, degollamos a 27 ranqueles”, un indio joven, apuesto, alto de pelo largo, al que llamaban “Arbolito” lo estuvo esperando en una hondonada, y cuando pasó este coronel a toda velocidad en su corcel, se le fue detrás, le boleó el caballo, cayó el militar europeo, y el indio Arbolito cometió el sacrilegio de cortarle la cabeza. Así vengaba a tantos de sus compañeros de las pampas. La Ciudad de Buenos Aires recibió con toda pompa el cadáver del militar europeo muerto de esa manera. Señalan los historiadores que fueron las exequias, las ricas de todo ese período argentino. Arbolito se perdió en la inmensidad de las pampas, ya nadie lo recuerda. La ciudad donde ocurrieron los hechos se llama hoy Coronel Rauch, y muchas calles recuerdan al oficial prusiano, pero ninguna a ese héroe de las pampas… el querido Arbolito”.

2 comentarios:

Antonio (el Mayolero) dijo...

Ademas, había una localidad que se llamaba Arbolito, a la que se le cambió el nombre por Coronel Vidal (cabecera del Partido de Mar Chiquita, Prov. de Buenos Aires) No se llamaba así por Arbolito, sino por una antigua pulpería, anterior a la fundación del Pueblo, que habia dado su nombre al "pago del Arbolito".
Le cambiaron el nombre por las dudas nomás...

Ideando La Fuga dijo...

mira vos eso no lo sabía y por las dudas que nada se llame Arbolito no vaya a ser cosa que hagamos honor a ese temible indio!, el honor se lo gano el mismo con su acto de valentía y coraje.